17 abril 2017

Roscos Aceitones

He preparado estos roscos para Semana Santa, Roscos Aceitones. Esta receta fue una petición que recibí hace unos meses, los roscos los preparan las monjas Clarisas o Capuchinas de Granada. Al ser un convento de clausura no me ha sido posible encontrar la receta por mucho que busqué, así que he creado una versión que espero os guste, en casa nos ha encantado.





Para prepararlos me he encontrado con varios obstáculos. Yo no conocía los roscos y por mi zona tampoco le sonaba a nadie, por ello la receta ha sido basada en la guía que se me dio por email. En varias ocasiones intenté ir a comprarlos, pero me fue imposible. Los roscos son horneados y de sabor parecido a los bollos de aceite, aparte llevan un glaseado de anís. Para darles mi toque, y que no quede el glaseado tan blanquecino, yo he añadido un primer glaseado que no llevarían los roscos originales.





Ingredientes:
250 gr. de Harina
2 Huevos
100 ml. de Aceite de Oliva
50 gr. de Azúcar
1/2 cucharadita de Levadura en polvo o Gasificante
1 cucharadita de Anís en grano o Matalahúva

Glaseado de yema:
75 gr. de Azúcar
40 ml. de Agua
2 Yemas

Glaseado de anís:
200 gr. de Azúcar Glass
2 cucharadas de Anís

Preparación:

1.   Comenzamos batiendo los huevos con el azúcar hasta que espumee.
2.   Añadimos el aceite de oliva y se continúa batiendo hasta que emulsione.
3.   Será el momento de integrar el anís en grano y la levadura o gasificante.
4.   Por último, se agrega la harina y se mezcla hasta que os cueste con las varillas o espátula.
5.   Enharinamos la mesa de trabajo y comenzamos a amasar agregando harina si es muy pegajosa. Intentad no añadir harina en exceso. El resultado será una masa elástica y que recupera su forma al introducir el dedo. No necesita mucho amasado.
6.   Dejamos reposar la masa, cubierta con un poco de aceite y un trapo, en un lugar cálido durante 30 minutos.
7.   Pasado el tiempo formaremos los roscos. Se cogen bolitas del tamaño de una ciruela y se le hace el hueco interior, un poco amplio porque al hornear aumentarán un poco de tamaño.
8.   Formados todos los roscos, se hornearán en el horno precalentado a 180 grados durante unos 20 o 30 minutos, sacándolos cuando estén dorados.
9.   Los colocaremos sobre una rejilla mientras preparamos el primero de los glaseados. Éste glaseado no lo llevan los roscos originales.
10. Hervimos durante 4 o 5 minutos el agua con el azúcar. El almíbar estará preparado cuando al colocar una gotita sobre el dedo forme hebras de hilo.
11. Dejamos que temple un poco y le mezclamos las yemas batidas hasta que queden completamente integradas, entonces lo volveremos a llevar al fuego durante 2 o 3 minutos. Hay que cocinar las yemas no cuajarlas.
12. Bañamos los roscos en el glaseado y los colocamos sobre una rejilla para que suelten el exceso. Los dejaremos escurrir durante unos 10 minutos.
13. Mientras preparamos el glaseado de anís mezclando el azúcar glass con el anís. Tiene que quedar una mezcla no muy líquida.
14. Mojaremos los roscos en el glaseado y los volveremos a dejar sobre la rejilla. Los roscos estarán un poco pegajosos por el glaseado anterior. Los podéis introducir al horno que aún tendrá calor residual, con la puerta un poco abierta para ayudarlos en el secado.

Espero que os salga igual de bien, si podéis COMPARTIR! Gracias
Nos vemos en la siguiente receta,
que aprovecheee.

Notas:

-     La masa es muy pegajosa pero poco a poco se irá volviendo elástica, no agreguéis harina en exceso y recordad siempre tened la mesa y manos enharinada.
-     El glaseado de yema es opcional, el original es el glaseado de anís.
-     Se puede sustituir el anís por agua o leche.




¡Gracias por leerme!

Besos,

2 comentarios:

  1. Divinos deben estar =)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! En casa han sido un éxito... siendo de Granada y no conocerlos hasta ahora...ains
      Kissess

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...